Comunidades de práctica sobre agroecología y apicultura sustentable

(actividades de 21y 22 de noviembre, San Nicolás y Lefuco)

Tras algunos meses de receso entre mayo y julio de 2016, se realizaron nuevos encuentros en las dos comunidades de práctica en funcionamiento: Comunidad de práctica agroecológica del Comité Coordinador Campesino Comunal y equipo PRODESAL de San Nicolás, Región del Biobío; y Comunidad de práctica apícola del Grupo Apícola Néctar Lefuco de Curacautín, Región de la Araucanía.

El proyecto GEF CMS busca abordar las prioridades de las comunidades como punto de partida para el diálogo respecto del uso y conservación del suelo, y la gestión territorial, para que así éstas se involucren completamente en el desarrollo e intercambio de conocimientos y desde allí, contribuyan al fortalecimiento del capital social local y ecorregional.

Es por ello que ambas comunidades de práctica se encuentran en una fase inicial de exploración de las prioridades locales, en la que se realizan diálogos en torno a temáticas comunes y se busca que la recopilación de dicha información generada en la práctica diaria de una actividad, sea de utilidad para que en una siguiente fase de desarrollo, se realice por una parte la difusión del conocimiento práctico, bajo la modalidad de Mejores Prácticas escogidas por los integrantes de la comunidad y también por otra parte, se cuente con argumentos y propuestas desde la experiencia, para la apertura de espacios de diálogo entre las Organizaciones Comunitarias participantes y las instituciones colaboradoras del proyecto GEF, para así dar paso a la generación de propuestas de enfoque de las políticas relacionadas con la actividad.

Ambas comunidades de práctica tienen estructuras disímiles, por lo que se espera que el conocimiento generado tenga diferentes alcances. No obstante aquello, se mantiene presente en ambos casos que los problemas relacionados con la conservación de recursos, requieren de un reconocimiento tanto de las cuestiones técnicas como de los procesos sociales y por lo tanto, una actitud en la que todos los actores involucrados son asociados equiparables en el proceso de la generación de conocimientos.